lunes, 21 de julio de 2008

"El ser humano siempre será seducible"

El ex-canciller alemán Helmut Schmidt recordó hoy a los oficiales que atentaron en 1944 contra Hitler y si bien sostuvo que Alemania ha cambiado radicalmente, advirtió que nunca se debe bajar la guardia pues "el ser humano siempre será "seducible"". Schmidt pronunció estas palabras durante la ceremonia solemne de jura de bandera celebrado hoy por primera vez ante el Reichstag de Berlín, acto que estuvo rodeado de protestas de grupos pacifistas. El ex-canciller socialdemócrata confesó que él mismo tan sólo se percató de que la dictadura del nazismo, además de ser vil, también era criminal, cuando, en 1944, fue obligado como oficial a presenciar durante un día el juicio contra el grupo que apoyó los planes del conde Klaus Schenk von Stauffenberg de atentar contra Adolf Hitler. El propio von Stauffenberg y otros tres oficiales fueron fusilados inmediatamente en el patio del edificio que hoy alberga el ministerio de Defensa en Berlín. Schmidt, a punto de cumplir noventa años, era por entonces oficial de la Wehrmacht, y como tal participó plenamente en la II Guerra Mundial, en "cumplimiento de un deber" al que dijo sentirse comprometido debido a una educación basada en la disciplina. "Aunque entonces empecé a comprender el carácter criminal del nazismo, seguí cumpliendo órdenes", dijo Schmidt ante el medio millar de reclutas que juraron bandera y más de un millar de invitados de honor, entre ellos la canciller Angela Merkel. Schmidt, quien entre 1969 y 1972 fue también ministro de Defensa bajo el canciller Willy Brandt, explicó que en aquel entonces la sensación que predominaba entre la población era la del miedo, "miedo a la Gestapo y a los tribunales de guerra". Pese a esas circunstancias, un grupo de oficiales "consideró que su obligación moral era intentar llevar a cabo un golpe, aun cuando algunos de ellos eran conscientes igual que yo de que, aunque saliera bien el golpe, la guerra estaba perdida y la capitulación era un hecho", recordó Schmidt en alusión a von Stauffenberg. El veterano político subrayó que "Alemania no ha demostrado precisamente ser una nación pacifista" y emplazó a las generaciones actuales a no olvidar la lección de la historia, sobre todo teniendo en cuenta que "el ser humano seguirá siempre dejándose seducir, también nosotros los alemanes".

3 comentarios:

Diana Puig dijo...

Hola Ana, efectivamente el ser humano lo será si es ambicioso y se cree superior a cualquier otra raza o cree controlar la Tierra, cosa que a la vista está de que no.
Me ha recordado mucho lo que has comentado a un libro que me estoy leyendo que se llama "La sangre de los inocentes", representa un pequeña realidad de lo que ocurrió porque está inspirada en la época también entre otras, del nazismo en Alemania, cuando hitler estaba al poder...me he leído libros mucho más adaptados a la realidad sobre esa época, sin embargo, el libro (novela histórica), me pone los pelos de punta y consigue acelerarme, sobre todo la parte de la conciencia fascista, los sentimientos que desarrollan, la frivolidad de como ven al ser humano que consideran que no es de su mismo clan...este señor me provoca lo mismo. Un abrazo Ana, didi.

josep estruel dijo...

Hola Ana.Te agradezco mucho tu explicación sobre este hecho del Concordato.Ya sabes que a veces todo depende del historiador que uno haya leido.
Aquí te dejo unas direcciones de blogs por si te pueden ser útiles:
http://cartasdesdeisrael.blogspot.com/2008/07/yo-fui-una-nia-del-holocausto.html

http://elcuartoreich.blogspot.com/2008_01_08_archive.html

Ana,te sigo siempre.Perdoname sino te dejo comentarios.Ya se que está mal hecho,pero la única razón es que tus escritos de la Historia me superan ,hasta el extremo de no saber como opinar.Solo puedo darte las gracias.
Una abraçada.

Ana dijo...

¡Que alegría de volver a saber de vosotros, Diana y Josep!
Muchísimas gracias por vuestros comentarios.
Diana, una novela histórica que también por lo que me han dicho que impresiona es la que se títula, "Las benévolas". Trata del nazismo. Yo no la he leído, la verdad es que no tengo tiempo de leer novelas, pero sí que leí el argumentos y las críticas y parece que vale la pena.

Josep, no te preocupes si no escribes ningún comentario. Soy consciente que todo lo que se refiere a esta época nos supera a todos, también a mí. A veces tengo que cerrar el libro que leo o el vídeo que estoy viendo sobre este tema y me voy a dar una vuelta y, sobre todo, permanezco en silencio. Ante el mal, cualquier discurso se queda corto, pero también es muy importante compartir reflexiones para ayudarnos mutuamente a superar toda esta historia que aunque creamos que no, también es la nuestra (por eso cuesta tanto).
Ahora mismo voy a echar un vistazo a esos blogs que me recomiendas.
Gràcies a tots dos per tot i una abraçada a ambdós.