domingo, 31 de agosto de 2008

“No constituye peligro alguno para la sociedad”


Esta fue la sentencia que el tribunal de Vilna falló a favor de Algimantas Dailide, un nazi lituano de 85 años que arrestó a 2 polacos y a 12 judíos por intentar escapar del ghetto de Vilna. Dailide pertenecía al cuerpo policial de su país y en ese momento, durante la Segunda Guerra Mundial, la policía de Lituania servía fiel al régimen nazi. El tribunal alegó: motivos de edad.
He aquí algunas de las declaraciones del juez Alvyra Kvaraciejute, quien presidió el caso: "El defendido era consciente de que cometía crímenes contra judíos, pero no participó directamente en sus asesinatos o tortura. Durante los últimos 60 años no cometió crimen alguno. Dailide no presenta peligro alguno para la sociedad y está muy enfermo como para cumplir una pena de cárcel".
Al oír estos argumentos para liberal a un criminal, en el caso que nos afecta, de guerra, colaborador consciente de un régimen asesino, me vienen a la mente otras preguntas: ¿puede prescribir un crimen contra la dignidad y la vida de un ser humano?; se alegan motivos de edad y de enfermedad: ¿los niños, ancianos y “enfermos” (enfermos reales y ficticios) que fueron gaseados constituían un peligro real –no teórico- para la sociedad?
Ciertamente, los tribunales están para impartir justicia, no venganza. Sin embargo, dejando impune al criminal, ¿qué clase de justicia se imparte?, ¿una justicia correctamente política o una justicia alterativa (a favor de la víctima)?
Efraim Zuroff, director de la oficina israelí del Centro Wiesenthal declaró que el caso es "un ejemplo clásico de cómo una falta de voluntad política para lidiar con los crímenes del pasado, junto con las circunstancias derivadas de edad avanzada, liberan a los criminales nazis de cumplir sus condenas."
http://new.aurora-israel.co.il/articulos/israel/MundoJudio/15510/

2 comentarios:

Diana Puig dijo...

Realmente es frustrante la justicia y por lo que veo esta a la orden del día. Supongo que ha de haber unos parámetros donde independientemente de que un señor sea mayor se le ha de juzgar por lo que ha hecho, o es que la edad nos va a permitir permisibilidad para hacer lo que nos de la gana, de verdad Ana que me impactan según que cosas. Y lo de que no constituye peligro...¿y...?, el cometió delito, él fue un nazi y ejerció como tal, ¿él ha de vivir con la conciencia tranquila? y nosotros que, y las victimas que, lo que nos queda es mucho camino. Cada vez tengo más claro que la justicia es ciega muy ciega. Un abrazo, didi.

Ana dijo...

Más que ciega, Didi, la justicia parece ser clarividentemente partidista: a menudo se arrima al mejor árbol. Un abrazo.