sábado, 21 de febrero de 2009

"Planos de Auschwitz"


Fueron descubiertos en noviembre de 2008, y recién se exhibieron por primera vez el miércoles pasado en Alemania bajo el nombre "Planos de Auschwitz". Los 28 planos originales de Auschwitz- Birkenau, el mayor campo de concentración y exterminio nazi de la historia, son documentos inéditos y detallados entre los cuales se registran los esbozos de los edificios donde aproximadamente 1,3 millones de personas murieron asesinadas.La exposición "Pläne von Auschwitz - Dokumente des systematisch organisierten Völkermordes", presentada por el diario alemán "Bild", muestra una amplia variedad de planos de las obras de construcción que llevaron a cabo los Ejércitos de las SS a principios de la década del 40 del siglo pasado y que, por primera vez, confirman el sistemático método que emplearon los nacionalsocialistas para exterminar a los judíos.Sobre papel y a gran escala (1:100), los documentos contienen desde un gran edificio dedicado a centro de encarcelamiento, hasta un enorme crematorio, con la sala de vestuario y hasta la gran cámara de gas, tan explícitamente dibujada, que incluso pone las medidas (en torno a 11,66 metros). Estos planos -que datan del 8 de noviembre de 1941- son los mismos que dibujó el soldado Número 127 de Auschwitz. El centro aun recuerda al Holocausto, y también era considerado como "fábrica de la muerte".La autenticidad de los planos fue probada tanto por el Archivo Nacional alemán, como por numerosos expertos en el tema de Auschwitz. Entre estos expertos se encuentra el historiador del arte Robert Jan van Pelt quien viajó desde Canadá hasta la capital alemana para comprobarlo en persona. Auschwitz-Birkenau, situado a 60 kilómetros al oeste de Cracovia, fue un complejo formado por diversos campos de concentración y de exterminio en masa de prisioneros construido por el régimen de la Alemania nazi en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial. Operado bajo la dirección de Heinrich Himmler, en la puerta de entrada a uno de los diversos campos aún se puede leer el lema en alemán Arbeit macht Frei (el trabajo os hará libres) con el que eran recibidos los deportados por las fuerzas SS a cargo del lugar desde su apertura en mayo de 1940 hasta enero de 1945, cuando fue liberado por el ejército soviético.Uno de los miles de presos que consiguieron sobrevivir es el polaco Wladyslaw Bartoszewski, de 86 años, antiguo ministro polaco de Asuntos Exteriores, que ayer ocupó el cargo de Primer Ministro para el Diálogo Internacional.La exposición podrá visitarse durante dos semanas en el Pasaje de la célebre editorial Axel-Springer, situado en la zona de Kreuzberg (centro turco de Berlín). Después será trasladada a otros lugares de Alemania y finalmente, su contenido se cederá a una institución histórica, para que los expertos puedan continuar su estudio.