miércoles, 4 de marzo de 2009

Pío XII ordena en 1943 asistir a los judíos

El papa Pío XII (1939-1958) ordenó que en los monasterios se diera cobijo a los judíos perseguidos por los nazis, según un documento escrito, de 1943, encontrado en un monasterio de religiosas agustinas de Roma, del que informó Radio Vaticano.
Se trata de una nota extraída del Memorial de las Religiosas Agustinas del Monasterio de los Cuatro Santos Coronados de Roma, en la que se lee: "el Santo Padre quiere salvar a todos sus hijos, también los judíos, y ordena que en los monasterios se dé hospitalidad a estos perseguidos". El documento incluye los nombres de 24 personas que fueron acogidas en ese monasterio. "Se trata de un documento muy importante, ya que está escrito", dijo hoy el jesuita Peter Gumpel, postulador de la causa de beatificación de Pío XII, a Radio Vaticano, en referencia a que existen numerosos testimonios orales sobre la labor del Papa Pacelli en favor de los judíos durante la persecución nazi, pero que éste, al estar escrito, lo confirma y así desautoriza -precisó- "a los que siguen atacando" al Pontífice. Pío XII gobernó la Iglesia desde el 2 de marzo de 1939 al 9 de octubre de 1958 y le tocó vivir los duros años del nazismo y muchos historiadores y dirigentes judíos le acusan de antisemita y de no haber elevado la voz con más fuerzas contra el régimen de Hitler, algo siempre negado por el Vaticano. Gumpel agregó que en aquellos años de persecución (del nazismo) "y en situaciones como las que se vivía en Roma, una persona prudente no ponía muchas cosas por escrito, ya que corría el riesgo de que cayeran en manos de los enemigos y se adoptaran medidas aún más hostiles hacia la Iglesia Católica". "La obra de salvamento de Pío XII, confirmada también por fuentes judías, fue hecha mediante mensajes personales, sacerdotes que eran enviados a instituciones y casas católicas de Roma, a la universidad, a los seminarios, las parroquias, conventos de monjas y siempre con el mensaje 'abrid las puertas a todos los perseguidos por el nazismo', lo que suponía a los judíos los primeros", afirmó Gumpel. El jesuita contó a la radio de la Santa Sede que hace ya tiempo apareció otro documento escrito en la misma línea, que fue desvelado por el obispo de Asís (centro de Italia) y que le valió una condecoración por parte del Yad Vashem, el memorial del holocausto, de Jerusalén. Gumpel reiteró que el nuevo documento desarma a todos aquellos "que de manera persistente quieren denigrar a Pío XII y a toda la Iglesia Católica" y que espera que el papa Benedicto XVI firme el decreto que abre el camino hacia los altares del Papa Pacelli (se llamaba Eugenio Pacelli, nacido en 1876 y fallecido en 1958). El proceso de beatificación se encuentra abierto y se está a la espera de que Benedicto XVI -que se ha tomado una "etapa de reflexión", según el Vaticano, firme el decreto que reconoce las virtudes heroicas, primer paso hacia la santidad.