viernes, 29 de mayo de 2009

La Fiscalía pide al juez que ordene la detención de tres guardias de las SS

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió hoy la detención internacional de tres presuntos oficiales de las SS del régimen de Adolf Hitler imputados en España por delitos de genocidio y que en la actualidad residen en Estados Unidos.
El fiscal Pedro Martínez hizo esta petición al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, encargado de la instrucción de la causa contra cuatro oficiales de las SS y que se inició tras la querella presentada por varios supervivientes de los campos de concentración nazis.
Además de la orden de detención, el fiscal pide el ingreso en prisión provisional de los tres presuntos genocidas nazis refugiados en Estados Unidos. Estos tres supuestos miembros de las SS imputados por la Audiencia Nacional por delitos de genocidio son Johan Leprich, Anton Tittjung y Josias Kumpf.
Todos ellos eran oficiales del denominado grupo Totenkopf- Sturmbann, o "Batallón de la Calavera", y actuaron entre los años 1942 y 1945 en los campos de concentración de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenbürg.
En la querella se subrayaba que en los campos de concentración nazis fueron recluidas miles de personas, entre las que había numerosos españoles, que fueron objeto de "torturas, maltratos y abusos" y sometidos "a programas de exterminio diseñados por el sistema nacionalsocialista".
Sobre el cuarto imputado en la causa, Iwan Demjanjuk, la Fiscalía considera que, por el momento, no es necesario actuar contra él ya que fue recientemente entregado a Alemania por las autoridades estadounidenses.
Los cuatro oficiales de las SS contra los que se dirige la querella consiguieron huir tras la Segunda Guerra Mundial y se instalaron en Estados Unidos, país que les otorgó la nacionalidad.
El fiscal Martínez destaca en su escrito que se ha acreditado "la existencia de indicios racionales de participación" por parte de los tres nazis refugiados en Estados Unidos "al menos a título de cómplices de un delito de genocidio".
El Tribunal Militar Internacional de Nuremberg (Alemania) declaró al grupo Totenkopf-Sturmbann "organización criminal" por su participación en "la persecución y el exterminio de judíos, brutalidades y asesinatos en campos de concentración".
Además, el escrito destaca que los campos de concentración "recompensaban" a los guardias de las SS "con un día de permiso por cada prisionero ejecutado".
JUSTICIA UNIVERSAL Al contrario del criterio mantenido por la Fiscalía en otras causas de justicia universal, en este caso el departamento dirigido por el fiscal jefe Javier Zaragoza acepta y defiende la competencia española para investigar los hechos ya que varios españoles fueron víctimas de estos presuntos delitos de genocidio atribuidos a los oficiales de las SS.
El fiscal Martínez destaca en su escrito que las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento por el juez Moreno "han acreditado al menos indiciariamente la participación de los imputados en los hechos acaecidos en los campos de concentración nazis de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenbürg".
Según los registros, sólo en el campo de Mauthausen estuvieron prisioneros más de 7.000 españoles, de los cuales murieron más de 4.300.
El pasado 30 de marzo el juez Moreno tomó declaración a Jesús Tello y Ramiro Santesteban, dos supervivientes españoles de los campos de concentración nazis que en la actualidad residen en Francia y que relataron ante el magistrado "el horror" que vivieron durante su internamiento en las cárceles de Hitler.
Artículo tomado de: http://ecodiario.eleconomista.es/espana/noticias/1287901/05/09/Ampliacion-la-fiscalia-pide-la-detencion-internacional-de-tres-presuntos-genocidas-nazis-refugiados-en-eeuu.html