lunes, 12 de agosto de 2013

Falleció Laszlo Csatary, criminal de guerra nazi


Laszlo Csatary
Csatary negó las acusaciones en su contra.
Laszlo Csatary, ciudadano húngaro acusado de haber sido criminal de guerra nazi, murió a los 98 años mientras aguardaba el inicio de un proceso en su contra.
Csatary, quien falleció en un hospital en Hungría, encabezó en el pasado la lista de los sospechosos de crímenes de guerra nazis más buscados. Fue acusado de ayudar a deportar a campos de concentración 15.700 judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Fiscales húngaros acusaron formalmente a Csatary en junio por "su rol como jefe de un campamento para judíos en Kosice", una localidad que se encontraba entonces en territorio húngaro y que actualmente pertenece a Eslovaquia.Csatary negó las acusaciones, señalando que fue simplemente intermediario entre funcionarios húngaros y alemanes, pero no estuvo involucrado en ningun crimen.

Kosice, conocida en aquella época como Kassa, fue el primer campamento para la internación de la población judía en Hungría luego de que el país fuera ocupado por Alemania en marzo de 1944.
La acusación contra Csatary, que trabajaba en aquella época como agente de policía, señala que éste "deliberadamente ayudó a la ejecución y tortura de judíos deportados a campos de concentración como Auschwitz desde Kosice".
Csatary fue acusado de golpear regularmente a los prisioneros con sus manos y con una fusta.

Operación "Última Oportunidad"

El sospechoso, cuyo nombre completo era Laszlo Csizsik-Csatary, fue sentenciado a muerte en ausencia en la entonces Checoslovaquia en 1948 por crímenes de guerra.
Eslovaquia buscaba la extradición de Csatary para juzgarlo en su territorio.
Csatary fue nombrado en 2012 como el sospechoso más buscado por el Centro Simon Wiesenthal.
Reporteros del diario británico The Sun fueron quienes siguieron la pista a Csatary y lo hallaron en Budapest en julio de 2012.
Luego de la guerra el sospechoso había huido a Canadá donde trabajó vendiendo obras de arte en Montreal y Toronto, desapareciendo del país en 1997 después de que le fuera retirada la ciudadanía canadiense.
El Centro Simon Wiesenthal lanzó el mes pasado su operación "Última Oportunidad" y ofreció recompensas por pistas que ayuden a localizar a los últimos sospechosos de crímenes de guerra nazis que podrían seguir con vida.
Uno de los sospechosos más buscados es Alois Brunner, asistente de Adolf Eichmann, que fue visto por última vez en Siria en 2001, y Ariberti Heim, doctor de tres campos de concentración, que fue visto por última vez en Egipto en 1992.
Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2013/08/130812_ultnot_csatary_am.shtml